Devolución del IVA cuando el importador está en concurso de acreedores

1/2019

22 de abril de 2019

Laura Fernández Moreira

Recientemente, el 27.03.2019, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la comunidad Valenciana ha estimado íntegramente el recurso contencioso-administrativo interpuesto por nuestro equipo de abogados, acordando que el Representante Aduanero tiene derecho a la devolución del IVA cuando el importador está en concurso de acreedores.

 

Esta Sentencia supone un importante avance en la materia, ya que hasta la fecha, la mayoría de los Tribunales Económico-Administrativos Regionales (TEAR) entendían que si el importador entra en concurso de acreedores el Representante Aduanero que anticipó el pago del IVA a la importación de sus clientes y que no le fue reembolsado no tenía derecho a solicitar a la Administración la devolución del IVA. La justificación en la que basaban dicha denegación es que no concurría el requisito exigido por la normativa de impago por el importador.

 

Principales fundamentos jurídicos

 

Según la normativa, en las importaciones de bienes en las que intervengan Representantes Aduaneros que actúan en nombre propio y por cuenta ajena (representación indirecta) y que han hecho efectivo el pago del impuesto por cuenta del importador, para la devolución del IVA al Representante es necesario que haya transcurrido un año desde el nacimiento del derecho a la deducción sin que el importador haya reembolsado la cuota al Representante Aduanero.

 

De esta manera, al año, el Representante Aduanero podría solicitar la devolución dentro los tres meses siguientes. Por ejemplo, suponiendo que el derecho a la deducción del IVA a la importación surge en abril de 2019, si transcurrido un año (abril de 2020) el importador no abona el IVA al Representante que anticipó el pago, éste podrá solicitar su devolución desde mayo a julio de 2020.

 

El sujeto pasivo del IVA a la importación es el importador, es decir, el destinatario de los bienes ya sea adquirente, cesionario o propietario, o el consignatario que actúe en nombre propio en dicha importación. Por su parte, el obligado tributario es el contribuyente, esto es, el sujeto pasivo que realiza el hecho imponible, en este caso, la importación de mercancías.

 

Por tanto, si el Representante Aduanero adelanta el pago del IVA por cuenta del importador y éste no se lo reembolsa en el plazo de un año, se cumplen los requisitos para exigir a la Agencia Tributaria la devolución, y que la Administración requiera a la importadora como sujeto pasivo el pago del IVA mediante liquidaciones.

 

¿Qué ocurre cuando se declara el concurso de acreedores del Importador?

 

El TEAR considera que si el importador es declarado en concurso de acreedores antes de solicitar la devolución del IVA a la importación, no se cumple el requisito de impago y por tanto no procede el reembolso.

 

Frente a dicho argumento, y según se sostiene en la Sentencia en consonancia con las alegaciones de BCFM, si antes de presentar la solicitud de reembolso de las cuotas de IVA éstas no han sido satisfechas por el sujeto pasivo al Representante Aduanero, cualquiera que fuera el motivo, ello supone un impago, requisito que exige la norma sin establecer ningun matiz adicional como el TEAR pretende. Por tanto, la declaración de concurso de acreedores del importador no impide ni limita que el Representante Aduanero obtenga la devolución del IVA a la importación.

 

¿Cuáles son las conclusiones?

 

La Sentencia acuerda estimar íntegramente el recurso, anulando los actos impugnados y condenando a la Administración a devolver el IVA a la importación al Representante Aduanero, más los intereses devengados desde la desestimación de la devolución, y al abono de las costas procesales.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Bufete Cesáreo Fernández y Moreira, S.L.P.

Cómo llegar