.

Indemnización por despido

31.03.2021

Despido Improcedente

 

Cuando la empresa realiza un despido sin justa causa o no consigue probar las razones que lo motivaron declarándose improcedente, la persona trabajadora tendrá derecho a una indemnización.

 

Si el contrato es anterior al 12.02.2012, el importe a abonar será de 45 días por año, con un máximo de 42 mensualidades, por el periodo generado desde que empezó a trabajar hasta el 11.02.2012 y de 33 días por año, con un topo de 24 mensualidades por el periodo comprendido desde el 12.02.2012 hasta la fecha del despido.  El importe indemnizatorio resultante no podrá ser superior a 720 días de salario, salvo que del cálculo de la indemnización por el periodo anterior al 12/02/2012 resultase un número de días superior, en cuyo caso se aplicará éste como importe indemnizatorio máximo.

 

Para los contratos suscritos con posterioridad al 12.02.2012, la indemnización será equivalente a 33 días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año, hasta un máximo de 24 mensualidades.

 

Para que la indemnización por despido improcedente esté exenta en el IRPF es necesario:

 

§  Que la improcedencia se reconozca por la empresa en el acto de conciliación previo a la presentación de la demanda (no en el momento del despido), o en sede judicial, ya sea por la empresa o por el juez.

 

§  Y que el importe no supere el límite de la indemnización por despido improcedente.

 

Por tanto, si la empresa abona la indemnización antes de la fase de conciliación o judicial, el importe completo de la indemnización estará sujeto a IRPF. Igualmente, si se supera el límite de la indemnización por despido improcedente, el exceso tributará.  

 

Al margen del criterio general, si se llega a considerar que el despido ha sido pactado, aunque se respeten los limites indemnizatorios y se reconozca la improcedencia con posterioridad al despido, la indemnización estará sujeta y no exenta. Se suele presumir que esto ocurre cuando se paga una indemnización muy inferior a la que corresponde a un despido improcedente; si se despide a trabajadores que están próximos a la edad de jubilación y se toma en consideración el tiempo que resta para acceder a la prestación correspondiente y no su antigüedad; si la extinción del contrato es verbal; si la carta de despido es totalmente genérica.

 

Despido objetivo

 

Cuando se lleva a cabo un despido objetivo, ya sea individual o colectivo, por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción, la empresa deberá abonar una indemnización equivalente a 20 días de salario por año de servicio, con un máximo de 12 mensualidades.

 

En este tipo de despidos es muy común que se termine pactando el pago de una indemnización superior a la legalmente establecida, sin que ello implique el reconocimiento de la improcedencia. Por ello, se prevé que la indemnización estará exenta hasta el importe que no supere los límites fijados para el despido improcedente.

 

En cualquier caso (tanto en el despido objetivo como el improcedente) el importe exento de la indemnización no podrá ser superior a 180.000 euros, por lo que el exceso tributará por IRPF.

 

Indemnización sujeta y no exenta de IRPF

 

Cuando la indemnización debe tributar en todo o en parte, se podrá aplicar la reducción del 30% sobre la cantidad sujeta siempre y cuando la duración de la relación laboral sea superior a 2 años.

 

La reducción se aplicará teniendo en cuenta el importe que excede de los 180.000 euros:

 

§Si el exceso es de hasta 300.000 euros, la reducción se aplica sobre la indemnización sujeta.

 

§Si el exceso está entre 300.000 y 700.000 euros, la reducción se aplica sobre 300.000 euros.

 

§Si el exceso esta entre 700.000,01 euros y 1.000.000 de euros, la reducción se aplica al importe que resulte de minorar 300.000 euros a la diferencia entre la cuantía no exenta y 700.000 euros.

 

§Si el exceso es de más de 1.000.000 de euros no se podrá aplicar la reducción.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Bufete Cesáreo Fernández y Moreira, S.L.P.

Cómo llegar