,

La reducción del 30% en el IRPF

6/2020

31 de julio de 2020

María Fernández Moreira

El art. 18.2 de la Ley 35/2006, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, regula la reducción del 30% en el caso de rendimientos íntegros que tengan un período de generación superior a dos años, así como aquellos obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, cuando, en ambos casos, se imputen en un único período impositivo. Veamos en que supuestos puede aplicarse la reducción o no.

 

Hay que tener en cuenta que la cuantía del rendimiento del trabajo que podrá ser objeto de la referida reducción no podrá ser superior a los 300.000 euros anuales.  

 

Renta por no competencia postcontractual

 

Como ya abordamos en otra publicación para que la cláusula de no competencia postcontractual sea válida es necesario que la empresa abone al empleado una compensación económica.

 

En este sentido, la Consulta Vinculante V2736-19, de 8 de octubre, de la Dirección General de Tributos, analiza si el citado art. sería de aplicación a la compensación económica como consecuencia del pacto de no competencia post contractual de dos años de duración, que ambas partes han suscrito, y que la empresa abona a un trabajador despedido.

 

A estos efectos, a Dirección General de Tributos, tras analizar la legislación laboral relativa a dichos pactos, fundamentalmente lo establecido en el articulo 21.2 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores y el artículo 8.3 del Real Decreto 1382/1985, de 1 agosto, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del personal de alta dirección, confirma la calificación como rendimientos del trabajo de las compensaciones económicas derivadas de tales acuerdos, rentas que podrían beneficiarse de la citada reducción si cumpliesen las exigencias legales establecidas al efecto.

 

En este sentido, y tras descartar que dichas rentas puedan encajar en alguno de los supuestos del artículo 12.1 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, la Dirección General de Tributos analiza si los mismos podrían considerarse como rendimientos con un período de generación superior a dos años.

 

De esta forma, teniendo en cuenta, por una parte, que “no cabe entender existente un periodo de generación previo en el que se haya ido gestando la indemnización, pues ésta surge con el propio despido que pone en funcionamiento el pacto de no competencia post contractual suscrito entre empresa y trabajador”, y, por otra parte, que “la duración del periodo de no competencia no puede ser superior a dos años, tal y como establece la normativa laboral para los técnicos y personal de alta dirección”, concluye que no existe tal periodo de generación en el supuesto analizado. Por tanto, no resulta aplicable a la indemnización derivada de dichos pactos la reducción del 30% prevista en el citado artículo 18.2 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

 

Bonus

 

Para que al bonus que reciben algunos trabajadores por el desempeño de sus funciones se le aplique la reducción del 30% en el IRPF, deben concurrir los siguientes requisitos:

 

  • Que el trabajo realizado por el que se paga el bonus haya durado más de dos años, y se haya pactado su abono al inicio de la prestación del servicio en función de unos objetivos a alcanzar.
  • El bonus debe cobrarse íntegramente en el mismo año.
  • No debe haber aplicado la referida reducción en los 5 años anteriores.

 

Si un trabajador o directivo ha pactado la percepción de dos o más bonus y se cumplen los requisitos anteriores, éste podrá elegir sobre cual de ellos aplica la reducción del 30%.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Bufete Cesáreo Fernández y Moreira, S.L.P.

Cómo llegar