.

Las actas en el procedimiento inspector

7/2020

30.09.2020

Tras la finalización de un procedimiento inspector el obligado tributario puede firmar distintos tipos de actas según su posición ante los hechos manifestados por la Administración, pudiendo ser de conformidad, de disconformidad o con acuerdo.

 

Acta de conformidad

 

Es aquella en la que el contribuyente da su conformidad a los hechos manifestados por la Administración y en los que ésta se basará para hacer una propuesta de liquidación, aunque no existe un acuerdo entre la Inspección y el obligado tributario, por lo que la liquidación podrá ser recurrida.

 

La referida propuesta está incluida en el acta y, con carácter general, transcurrido un mes desde el día siguiente a su firma se considera notificada y comienza el plazo para proceder al ingreso de la deuda tributaria y para interponer los correspondientes recursos.

 

Se puede dar la situación de que el obligado tributario esté de acuerdo con algunos hechos y por tanto con la liquidación, y con otros no. En este caso, se formalizará un acta de disconformidad y otra de conformidad, si tras la liquidación resulta una cantidad a pagar.  

 

Ventaja

 

  • Si no se recurre la liquidación, la sanción se reduce en un 30%, y si se da conformidad a la sanción y ésta no se recurre, se aplica una segunda reducción adicional del 25%.

 

Desventaja

 

  • A la hora de recurrir estas actas, solo se puede alegar error en la valoración de los hechos o una aplicación incorrecta de la normativa por parte de la Inspección.   

 

Acta de disconformidad

 

Es aquella en la que el contribuyente da su disconformidad a los hechos manifestados por la Administración, y por tanto, a la propuesta de liquidación formulada, o cuando el obligado tributario no comparece, no firma el acta o rechaza su recepción.

 

Con carácter previo a su firma, la Inspección tiene que conceder al contribuyente un plazo de 10 días para formular alegaciones, previo examen del expediente. Asimismo, tendrá la oportunidad de presentar nuevamente alegaciones tras la firma del acta y durante los 15 días siguientes.

 

Tras ello, la Administración emitirá la liquidación y una vez notificada empezará el plazo para proceder al pago de la deuda tributaria y para interponer los correspondientes recursos.  Se puede recovar la disconformidad debiendo manifestarlo el obligado tributario con anterioridad a la emisión de la liquidación.  

 

Ventaja

 

  • El recurso frente a la liquidación pude basarse en la impugnación de cualquier hecho como normativa aplicable.

 

Desventaja

 

  • No se tiene derecho a la reducción del 30% sobre el importe de la sanción. También se pierde el derecho a la reducción adicional del 25% si se recurre la liquidación o la sanción. Ahora bien, de no recurrirse la sanción

 

.

Acta con acuerdo

 

Es aquella en la que el obligado tributario alcanza un acuerdo con la Inspección de manera voluntaria para ambas partes, si se da alguno de los siguientes supuestos: es necesario hacer estimaciones/valoraciones que no pueden cuantificarse de forma cierta; la controversia se refiere a la aplicación de una norma o conceptos jurídicos indeterminados.

 

En estos casos, en el acta se incluye la propuesta de sanción, considerando que el obligado tributario está conforme con la imposición de la misma.

 

Ventaja

 

  • Las sanciones que se pueden aplicar se reducen a la mitad.

 

Desventajas

 

  • No resulta de aplicación la reducción del 25% por pronto pago.
  • Solo se pueden impugnar para solicitar la declaración de nulidad de pleno derecho o por la existencia de vicios en el consentimiento.
  • Es necesario constituir un depósito/garantía con carácter previo a la firma del acta, que cubra el importe de la liquidación/sanción.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Bufete Cesáreo Fernández y Moreira, S.L.P.

Cómo llegar