Aumento de la carga de trabajo

4/2019

3 de junio de 2019

lLaura Fernández Moreira

Cuando hay una mayor carga de trabajo en la actividad habitual de la empresa, se pueden utilizar tres tipos de contratos según las circunstancias:

 

    -  Contrato eventual por acumulación de tareas.

 

    -  Contrato fijo discontinuo.

 

    -  Contrato indefinido a tiempo parcial.

 

 

Contrato eventual por acumulación de tareas:

 

Se debe utilizar esta modalidad de contratación cuando los picos de trabajo se producen de manera ocasional, extraordinaria e imprevisible. Por tanto, ni se pueden prever ni son regulares en el tiempo.

 

De acuerdo con la normativa, este tipo de contratos solo podrá tener una duración máxima de 6 meses en un periodo de referencia de 12, aunque por Convenio Colectivo se podrá ampliar la duración a 12 meses en un periodo de 18. El periodo de referencia se inicia desde que surgió la necesidad de contratación por acumulación de tareas, no desde que se celebra el contrato eventual.

 

Si después del contrato eventual inicial, existen otras causas distintas que impliquen una acumulación de tareas, se podrá contratar de nuevo al empleado por los plazos indicados, ahora bien, si la suma de todos los periodos contratados temporalmente supera los 24 meses en un periodo de referencia de 30, dicho trabajador pasará de ser temporal a fijo.

 

Contrato fijo discontinuo:

 

Se debe acudir a esta modalidad de contratación si los picos de trabajo se dan de manera habitual dentro del ciclo de la empresa, pero en fechas impredecibles.

 

En este tipo de contratos se tiene que producir un llamamiento de la empresa al trabajador que está a la espera de que se le indique la fecha de inicio de la nueva temporada de trabajo.

 

Si la empresa realiza el llamamiento y el trabajador no se presenta en su puesto de trabajo, se considera una baja voluntaria sin derecho a indemnización ni prestación por desempleo. Por el contrario, si se inicia la temporada y la empresa contrata a otros trabajadores distintos, se considerará un despido improcedente con derecho a indemnización y prestación por desempleo.

 

En el contrato, que se formalizará por escrito, debe constar la duración estimada de la temporada de trabajo, la jornada laboral y el horario, así como el plazo y modo en que será llamados los trabajadores para su incorporación.

 

Cuando la temporada de trabajo finaliza, el contrato no queda extinguido, sino suspendido hasta que comience la nueva temporada (clave 94: “Baja por pase a inactividad fijos discontinuos). Durante ese tiempo el trabajador tiene derecho a cobrar la prestación por desempleo hasta que se reinicie la actividad.

 

Contrato indefinido a tiempo parcial:

 

Si los picos de trabajo son habituales en el ciclo de la empresa, y en fecha predecibles, el contrato a formalizar sería a tiempo parcial con carácter indefinido. La relación laboral puede gestionarse de tres maneras:

 

  • Horizontal. Trabajar todos los días de la semana, pero solo algunas horas.
  • Vertical. Trabajar algunos días de la semana o algunas semanas al mes o al año, pero todas las horas.
  • Mixta. Trabajar unos días a la semana o algunas semanas al mes o al año, pero solo unas horas.

 

Este contrato, que debe formalizarse por escrito, deberá reflejar el número de horas ordinarias de trabajo al día, a la semana, al mes o al año que vayan a contratarse, pues en caso contrario se presumirá celebrado a jornada completa. Asimismo, los trabajadores contratados bajo esta modalidad no podrán realizar horas extraordinarias, excepto si se trata de tareas para prevenir o reparar siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes, sin perjuicio de su compensación como horas extraordinarias.

 

Contratación incorrecta

 

Si la empresa contrata a un trabajador de manera temporal, cuando la actividad se repite todos los años, ya sea en fechas ciertas o no, se considerará que el contrato se ha celebrado en fraude de ley y los empleados se considerarán directamente fijos discontinuos o indefinidos a tiempo parcial, según cada caso.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Bufete Cesáreo Fernández y Moreira, S.L.P.

Cómo llegar