Prestación por desempleo

13/2019

4 de noviembre de 2019

Laura Fernández Moreira

1. Concepto y requisitos.

 

La prestación por desempleo es una ayuda abonada por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y se percibe, con carácter general, tras la pérdida involuntaria de un empleo.

 

Para poder acceder a la prestación por desempleo es necesario cumplir una serie de requisitos:

 

  • Encontrarse en situación legal de desempleo, y en búsqueda activa de trabajo.

  • Haber cotizado durante al menos 360 días en los 6 años anteriores a la situación legal de desempleo, sin necesidad de que se haya cotizado de manera continuada.

  • No tener la edad legal para la jubilación.

  • Haber estado afiliado y en situación de alta o asimilada al alta en la Seguridad Social en un régimen que contenga el derecho al desempleo.

  • Estar inscrito como demandante de empleo durante el tiempo que se percibe la prestación.

  • No realizar una actividad por cuenta propia o trabajo por cuenta ajena a tiempo completo.

 

La prestación por desempleo se debe solicitar dentro de los 15 días siguientes a la extinción del contrato o a la finalización de las vacaciones.

 

2. Duración de la prestación.

 

La duración de la prestación por desempleo dependerá del tiempo de cotización durante los 6 años anteriores a la situación por desempleo:

 

Días cotizados

Duración    

360 - 539                                              

120

540 - 719

180

720 - 899

240

900 - 1.079

300

1.080 - 1.259

360

1.260 - 1.439

420

1.440 – 1.619

480

1.620 – 1.799

540

1.800 – 1.979

600

1.980 – 2.159

660

2.160 en adelante

720

 

En caso de que a la fecha de finalización de la relación laboral el trabajador tenga vacaciones pendientes por disfrutar, ese tiempo se considerara como situación asimilada al alta y se cotizará.

 

3. Importe de la prestación.

 

Para determinar la cuantía de la prestación por desempleo en primer lugar se debe calcular la base reguladora que será la media de la base de cotización que haya tenido el empleado en los últimos 180 días, sin contar las horas extraordinarias.

 

El importe de la prestación será el 70% de la base reguladora durante los primeros 180 días y el resto el 50% respetando los topes mínimos y máximos.

 

La cuantía mínima para el año 2019 de la prestación es de 501,98 euros si el solicitante no tiene hijos, y de 671,40 euros si tiene hijos (menores de 26 años o mayores con discapacidad, o las personas menores acogidas, si conviven con el solicitante y no tienen rentas mensuales superiores al SMI).

 

El importe máximo si el solicitante no tiene hijos es de 1.098,09 euros, si tiene un hijo 1.254,96 euros, y si tiene dos o más hijos 1.411,83 euros.

 

Al importe bruto que corresponda se le deducirá la cotización a la Seguridad Social (4,7% de la base), y la retención del IRPF según corresponda.

 

Si el trabajador tenía un contrato a tiempo parcial recibirá una prestación proporcional a las horas trabajadas.

 

Si el trabajador tenía la jornada reducida por guarda legal no se reducirá la prestación por desempleo, a estos efectos, es como si el trabajador hubiera estado contratado a jornada completa.

 

El pago de la prestación por desempleo se realiza cada mes, entre los días 10 y 15.  

 

El SEPE pone a disposición de los solicitantes un programa no vinculante de simulación para calcular la duración y el importe de la prestación por desempleo:

 

https://sede.sepe.gob.es/dgsimulador/introSimulador.do

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Bufete Cesáreo Fernández y Moreira, S.L.P.

Cómo llegar