.

Teletrabajo: Cotización a la Seguridad Social

30 de abril de 2021

El Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, es aplicable a aquellos supuestos en que el trabajo a distancia es habitual, es decir, cuando el 30% de la jornada se teletrabaja en un periodo de referencia de 3 meses.

 

En el contexto en el que estamos actualmente, algunas empresas pueden decidir instaurar esta modalidad de trabajo de manera definitiva a aquellos empleados que con anterioridad a la pandemia trabajaban de manera presencial. Para ello, se requerirá del acuerdo entre las partes (no se puede imponer) y, además, será reversible por decisión tanto del trabajador como de la empresa.

 

Los empleados que realicen habitualmente teletrabajo deberán suscribir un acuerdo por escrito con las empresas, ya sea en el momento de la contratación o en cualquier otro posterior, en el que constarán las condiciones en que se basará el trabajo a distancia conforme al contenido mínimo establecido en el mencionado Real Decreto y en los Convenios que progresivamente vayan regulando la materia.  

 

En cualquier caso, las empresas deberán asumir y compensar los gastos en que incurran los trabajadores con motivo del teletrabajo y tendrán que proporcionarles todos los medios y herramientas necesarias para el desempeño de sus funciones.

 

Gastos durante el teletrabajo

 

La determinación de los gastos y el importe que debe asumir la empresa se irá regulando en los Convenios Colectivos que progresivamente se vayan publicando, puede ser objeto de negociación entre las partes si la norma convencional no establece nada al respecto.

 

En este sentido, en el citado acuerdo se podrá determinar el pago de un complemento fijo en el que se incluyan los gastos derivados del teletrabajo, pudiendo tomarse en consideración los ahorros que tendrá el empleado con motivo de esta modalidad de trabajo, como puede ser el transporte y la comida. Igualmente, se pueden pagar una cantidad de manera proporcional a los gastos reales que correspondan a cada mes, según los días y horas que teletrabaje y los costes fijos que tenga el empleado (luz, agua, teléfono, internet, etc.).

 

Esas compensaciones abonadas a los trabajadores deberán cotizar a la Seguridad Social, al igual que el resto de conceptos salariales y la mayoría de los extrasalariales. Al margen de lo anterior, si los empleados ya cotizan por la base máxima, el importe abonado para compensar los gastos no cotizará.

 

Herramientas y medios durante el teletrabajo

 

La obligación normativa de entregar herramientas y medios para el desempeño del trabajo se limita al ámbito profesional, pero si la empresa permite su uso con fines personales, se considerará salario en especie.

 

Ello implica que la entrega y uso de esas herramientas y medios estará sujeta a cotización a la Seguridad Social por el coste que le suponga a la compañía la herramienta o medio puesto a disposición o, en caso de ser utilizado por varios empleados, por el coste total dividido entre todos ellos.

 

Por tanto, para evitar este sobrecoste habrá que indicar en el acuerdo de teletrabajo que los medios y herramientas entregados son para fines profesionales exclusivamente.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Bufete Cesáreo Fernández y Moreira, S.L.P.

Cómo llegar