,

Vacaciones y otras situaciones

6/2020

31 de julio de 2020

Laura Fernández Moreira

Incapacidad temporal

 

Si un empleado causa baja por incapacidad temporal (IT) antes o durante el periodo de disfrute de sus vacaciones, cuando reciba el alta podrá disfrutar de sus vacaciones por los días que estuvo de baja por IT.

 

Hay que tener en cuenta que, si la baja producida durante el periodo vacacional es por maternidad, paternidad o está relacionada con el embarazo, parto o lactancia, el empleado no tendrá límite temporal para disfrutar de sus vacaciones.

 

Ahora bien, si no se pueden disfrutar durante el año correspondiente por estar en situación de IT, el trabajador deberá disfrutarlas en los 18 meses siguientes a la finalización del año de devengo.

 

Permisos retribuidos

 

Si durante las vacaciones se da una situación por la que un empleado tiene derecho a disfrutar de un permiso retribuido (por ejemplo, por traslado del domicilio habitual o por hospitalización o fallecimiento de un familiar) este extremo no tendrá repercusión en la duración de las vacaciones, ya que se presupone que al no estar trabajando el empleado dispone de tiempo para atender las necesidades que se originan con este tipo de permisos.

 

ERTE

 

Si una empresa tramita un Expediente de Regulación Temporal de Empleo de suspensión del contrato o reducción de la jornada, ello tendrá consecuencias directas sobre las vacaciones:

 

  • Suspensión del contrato. Mientras el contrato está suspendido no se devengan vacaciones, por lo que su periodo de disfrute se verá reducido en proporción al tiempo que el empleado haya estado en el ERTE. Ejemplo: Si el empleado está 2 meses en un ERTE de suspensión del contrato y normalmente le corresponden 30 días de vacaciones al año, para este periodo podrá disfrutar de 25 días (30/12x10).

 

  • Reducción de la jornada. Como el empleado habrá trabajado mientras se vio afectado por el ERTE, los días de vacaciones no se verán afectados, sin embargo, si se verá alterado su salario durante dicho periodo vacacional. Ejemplo: Si el empleado está 2 meses con una reducción del 25% de su jornada, durante las vacaciones le corresponderá el 95,83% de su salario (75%x2+100%x10/12)

 

Si durante el periodo que habitualmente se cogen las vacaciones, el empleado sigue en un ERTE de suspensión de contrato, cuando sea desafectado tendrá derecho a disfrutar de los días de vacaciones que se hubieran devengado hasta esa fecha, sin que quepa la posibilidad de pagárselos, y aunque sea más alla del 31 de diciembre pues la imposibilidad de su disfrute no es imputable al trabajador. 

 

Finalización jornada reducida

 

Si antes del periodo vacacional un empleado a finalizado su jornada reducida volviendo a la jornada completa, sus días de vacaciones no se verán reducidos, pero sí se podrá ajustar el salario de las vacaciones al igual que en el punto anterior.

 

Huelga

 

Si durante el año, y antes de las vacaciones, los empleados han participado en una huelga legal, la empresa no podrá descontarles ni días de vacaciones ni de salario, aunque se puede descontar de las pagas extraordinarias la parte proporcional de los días que duró la huelga.

 

Vacaciones de otros años

 

Salvo en los supuestos de bajas señalados en el primer punto, o que el Convenio Colectivo o en un pacto de acumulación se disponga otra fecha, como norma general las vacaciones caducan el 31 de enero de cada año, por lo que si el trabajador no las disfrutó dentro del año de devengo la Empresa no estará obligada a su concesión al considerarse perdidas.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Bufete Cesáreo Fernández y Moreira, S.L.P.

Cómo llegar