Las marcas de productos y servicios

1/2020

31 de enero de 2020

Marta Moreira Fernández

Concepto de marca.

 

La Propiedad industrial es un conjunto de derechos que se otorgan a los autores de creaciones inmateriales, y dependiendo del tipo de innovación, se podrán proteger mediante marcas o patentes.

 

Es importante distinguir la marca de la denominación social y del nombre comercial:

 

  • Marca: Se refiere a todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado los productos de una empresa de los de otras.
  • Denominación social: Es el nombre de la empresa que se inscribe en el Registro Mercantil, y será utilizado en las relaciones contractuales, facturación, relaciones con las Administraciones, etc.
  • Nombre comercial. Es el signo distintivo de una empresa en el tráfico mercantil.  

 

Los signos de las marcas podrán ser:

 

  • Palabras o combinaciones de palabras, incluidas las que sirven para identificar a las personas.
  • Imágenes, figuras, símbolos y dibujos.
  • Letras, las cifras y sus combinaciones.
  • Formas tridimensionales entre las que se incluyen los envoltorios, los envases y la forma del producto o de su presentación.
  • Sonoros.
  • Cualquier combinación de los signos anteriores.

 

Registro.

 

Sólo la denominación social se inscribe en el Registro Mercantil. Las marcas y el nombre comercial se registran a nivel nacional en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), siendo de aplicación únicamente en España. Pero también pueden ser de ámbito comunitario o europeo, registrándose en la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) y son válidas en todos los países de la Unión Europea; o bien podrán tener una dimensión Internacional, siendo marcas nacionales registradas en otros países a través de la OEPM. Según el mercado al que se pretenda dirigir la venta del producto resultará más conveniente elegir un ámbito geográfico más amplio o específico.

 

Si la marca no se inscribe, pueden surgir algunos inconvenientes:

 

  1. Si la marca o el nombre comercial elegidos estaban registrados por un tercero con anterioridad para productos o servicios similares o iguales, el tercero podrá impedir su uso, solicitar una indemnización si ha habido un aprovechamiento de la reputación, e incluso obligar al cambio de la denominación social. 

 

  1. Si la marca o el nombre comercial se registran por un tercero con posterioridad, el que venía utilizándolos sin registrar podrá oponerse si se trata de productos o servicios similares o iguales, siempre y cuando pueda demostrar que venía haciendo uso de los mismos con anterioridad.

 

Las marcas se registran para la clase de productos o servicios que su titular solicite, de manera que un tercero no podrá utilizarla para productos o servicios iguales o similares, pero si para otra clase.

 

De este modo, la empresa en cuestión podrá registrar preventivamente otras clases de productos o servicios que en un primer momento no vaya a comercializar pero que pueda llegar a hacerlo en un futuro. De este modo, evitará que terceros se aprovechen de la reputación de la marca.

Antes de registrar una marca conviene comprobar que está disponible para la clase o clases que le corresponden. La base de datos TMview incluye información de la mayoría de las oficinas nacionales de PI de la UE, la OAMI y una serie de oficinas internacionales asociadas de terceros países sobre las solicitudes de marcas y las marcas registradas. La OEPM también cuenta con un buscador de marcas (www.oepm.es), pudiendo solicitarse también un informe a dicho organismo.

 

En caso de denegación parcial o total de la solicitud habrá derecho a interponer un recurso o llevar a cabo una transformación de la solicitud. A partir de la fecha de la publicación, los terceros que consideren que la marca no debería registrarse, dispondrán de un plazo para oponerse. En caso de no presentarse oposiciones ni observaciones de terceros, la marca será registrada y a partir de ese momento se puede utilizar el símbolo ®, y el número de MC.

 

Cada 10 años habrá que renovar el registro de la marca, pero es fundamental que su titular haga uso de ella, pues podría llegar a caducar si no se usa durante cinco años y un tercero lo solicita judicialmente. 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Bufete Cesáreo Fernández y Moreira, S.L.P.

Cómo llegar