El Proceso Monitorio Europeo

1/2020

31 de enero de 2020

Yolanda Méndez Sánchez

Los acreedores que vean impagadas sus facturas por operaciones/servicios prestados frente a terceros deudores, podrán reclamar sus deudas frente a éstos aun cuando los mismos se encuentran ubicados o domiciliados en otros países de la Unión Europea y no cuentan con un domicilio en España a efectos de notificaciones.

 

De esta forma, las empresas que no disponen de agencias, sucursales, delegaciones u oficinas de representación en España, circunstancia que podía conllevar un perjuicio económico para los acreedores españoles que ven insatisfechos sus créditos frente a estos terceros, pueden reclamarles a través del Procedimiento Monitorio Europeo, lo que permitiría evitar así la frustración del cobro de sus derechos de créditos.

 

El Reglamento (CE) Nº1896/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de fecha 12 de Diciembre de 2006, permite a los acreedores que han visto impagados sus servicios frente a terceros (personas físicas/jurídicas) no ubicados en el país de origen, satisfacer sus demandas civiles y mercantiles/comerciales (quedarían expresamente excluidas las deudas en materia aduanera, fiscal y administrativa y/o que tengan que ver con entes públicos), siendo requisito necesario que estemos ante deudas líquidas, vencidas y exigibles, el cauce legal para ello es el denominado Proceso Monitorio Europeo.

 

Como presupuesto para acceder a este tipo de procedimientos de reclamación de cantidades impagadas, es necesario que las partes litigantes se encuentren ubicadas en dos estados de la Unión Europea diferentes (a excepción de Dinamarca que no tiene previsto este tipo de Procesos); el trámite se resuelve ante los Tribunales del País al que va dirigida la reclamación/demanda (a excepción de Hungría que se tramitará vía notarial).

 

Se inicia mediante un formulario de presentación específico en el que habrá que indicar el Tribunal competente al que dirigir la reclamación, que dependerá del que haya sido designado por cada país en cuestión. Dicho formulario ha de estar debidamente cumplimentado atendiendo todos y cada uno de los requisitos y presupuestos que marca el citado Reglamento.

 

Este proceso de reclamación no precisa celebración de vista, salvo que medie oposición del contrario requerido, y en ese caso ésta se sustanciaría de conformidad con la normativa vigente en el país donde se ha dirigido la reclamación. No obstante, existe la opción de que el reclamante haga constar en su reclamación inicial su deseo de no celebrar vista en caso de que medie oposición de contrario, lo que a todas luces desaconsejo pues ya estaría, de antemano, preavisando al deudor requerido de que se oponga, y el procedimiento dejaría de tener razón de ser.

 

Si por el contrario, el reclamado no se opone dentro del plazo de 30 días desde que es requerido judicialmente, o no paga en dicho plazo, el Tribunal competente dictará requerimiento ejecutivo, permitiéndose así la ejecución forzosa contra el deudor requerido en el país de ubicación del mismo, contra todos sus bienes y/o derechos susceptibles de ejecución, rigiéndose por la legislación del país donde radique el Tribunal encargado de la misma.

 

No obstante, en caso de oposición del contrario, podría iniciarse un proceso simplificado denominado “Proceso Europeo de Escasa Cuantía”; este mismo cauce procedimental puede también iniciarse sin acudir previamente a la vía del Proceso Monitorio Europeo cuando se reúnan los requisitos legales establecidos al efecto.

 

El inicio de este tipo de procedimientos europeos conlleva necesariamente el abono de unas tasas judiciales como requisito de procedibilidad para incoar el mismo.

 

El Tribunal competente no examina las pruebas, sino que se asegura de que se cumplan detalladamente todos los requisitos establecidos en el Artículo 7 del Reglamento Europeo indicado, o dicho de otro modo, que el formulario oficial esté debidamente cumplimentado.

 

Además, se contempla la opción de reclamar el principal, los intereses y costas, si bien deberán estar debidamente detallados y calculados dichos importes.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Bufete Cesáreo Fernández y Moreira, S.L.P.

Cómo llegar